Una nueva era de transparencia: 5 prácticas recomendadas para datos abiertos en el gobierno


Resumen | Lo que aprenderá: 

Ante el alza histórica de déficits presupuestarios y despidos, las agencias gubernamentales de todos los niveles trabajan para reinventar y reformar prácticas de negocios de larga data, todo a raíz de lo que posiblemente sea el elemento revolucionario más poderoso que jamás existió: los datos abiertos.

Con cantidades de datos sin explotar alojados en bases de datos del sector público, a lo que se suma la firma reciente por la cual el presidente aprobó la Ley de Responsabilidad y Transparencia Digital (Digital Accountability and Transparency Act), la puerta se está abriendo por completo para la llegada de una nueva era de innovación basada en los datos. El conocimiento, el contenido y la información exhaustiva, en términos gubernamentales, representan el tema central de una de las conversaciones políticas, sociales y económicas más relevantes del siglo.

Mientras las agencias federales, estatales y locales se encaminan hacia la visibilidad con nuevas políticas abiertas de datos gubernamentales, los ciudadanos esperan ansiosos la llegada de mejoras en la eficiencia y la transparencia de las divisiones gubernamentales. Sin mencionar el propio volumen de datos gubernamentales sin procesar, la presión sustancial de una mayor participación ciudadana continúa alimentando la búsqueda de información rápida y procesable. Los ciudadanos no solo desean conocer el destino del dinero de sus impuestos y tener influencia sobre él, sino también medir resultados de rendimiento reales y, a menudo, en tiempo real.

Mientras la promesa de los datos abiertos es valiosa en sentido monetario, el mejoramiento drástico de la transparencia gubernamental está dejando de ser más que una simple expectativa para convertirse en mandato. ¿Qué preguntas fundamentales responde hoy su organización gubernamental al ofrecer datos abiertos a los ciudadanos, los constituyentes e incluso las organizaciones de control?

A medida que continúa intensificándose la exigencia de que los gobiernos federales, estatales y locales se orienten hacia los datos, la mayoría de ellos aún encuentran dificultades respecto de las prácticas recomendadas para utilizar, comprender y compartir datos abiertos con el público. Una nueva legislación y cambios en las políticas son ciertamente imperiosos para el proceso, pero el verdadero compromiso con los datos abiertos surge del establecimiento de portales funcionales de datos basados en web, para la publicación de la información sin procesar y de análisis de datos abarcadores que pueda comprender incluso el ciudadano promedio.

Al igual que la mayoría de las organizaciones, las agencias gubernamentales tradicionalmente han accedido a los datos a través de informes estáticos de aplicaciones empresariales y plataformas de inteligencia de negocios generalmente pesados, complejos, e inflexibles que los departamentos de TI han debido administrar. Como resultado, muchos trabajadores del conocimiento confían hoy en las hojas de cálculo como herramientas analíticas principales y los datos abiertos disponibles en este formato no necesariamente pueden ser consumidos o comprendidos por el público, menos aun ofrecer información significativa o procesable a votantes y líderes.

Para que las agencias gubernamentales hagan llegar al público datos gubernamentales abiertos de manera eficaz y aumenten más la transparencia y responsabilidad, se necesita un cambio; una nueva generación de tecnología lo hará posible. Existen nuevos productos que no solo son fáciles de usar, rápidos, potentes y gráficos, sino también hacen posible la interactividad con datos de maneras inimaginables hace solo unos años.

Las agencias gubernamentales deberían hacer hincapié en estas 5 prácticas recomendadas para convertir rápidamente datos abiertos sin procesar en poderosa información pública.

1. Potencie a su gente

Así es: con las tecnologías nuevas, cualquiera puede ver y comprender los datos. Estos nuevos productos, diseñados para complementar y aprovechar fuentes de datos existentes, son completamente confiables por sí solos; esto significa que un Director de sostenibilidad no necesita la asistencia de un administrador de TI para interactuar con preguntas y responderlas a través de un conjunto de datos de centros de reciclado urbanos. ¿Por qué no poner información directamente en las manos de trabajadores del conocimiento internos que sepan con exactitud las preguntas que deben formular, la manera en que deben interpretarse los resultados e incluso las preguntas de seguimiento que deben considerarse?

A medida que el país se recupera de una economía dañada, los recursos internos (las personas y su tiempo) son más valiosos que nunca, en especial en el sector público. Liberar al personal de un análisis programado no solo mejora al instante la eficacia de una agencia, sino también faculta a los diferentes departamentos para que tengan la completa libertad de crear visualizaciones de datos significativas y compartibles, y de aprender con ellas.

La Agencia de Control de la Contaminación de Minnesota (MPCA, Minnesota Pollution Control Agency), una agencia gubernamental estatal, protege el medio ambiente de Minnesota mediante el monitoreo, la limpieza, la aplicación de normativas, el desarrollo de políticas y la educación. Leslie Goldsmith, supervisor de análisis de datos de la MPCA, fue testigo de la enorme cantidad de tiempo y dinero que se perdía en el esfuerzo de los empleados por comprender los datos.

“A muchos no les agradan las hojas de cálculo; se pierden entre los números. Deseábamos tomar todas estas clases de datos diferentes y crear imágenes dignas a partir de ellas. Y si intentábamos hacerlo en Excel, debíamos dar por tierra el formato, ¡y luego siete personas lo deseaban de 18 maneras diferentes!”, dijo Goldsmith riendo. “Eso hace que ser productivo resulte muy difícil”.

Para lograr los niveles más altos de transparencia y responsabilidad, la agencia implementó nuevas tecnologías de datos y otorgó acceso directo a sus 900 empleados.

El tiempo realmente es dinero. Los datos abiertos pueden ser una poderosa herramienta de cambio viable, pero también sirven como control financiero rápido para la propia agencia. Los empleados gubernamentales pueden correlacionar rápidamente presupuestos con programas y resultados; algo que solía demandar semanas y meses ahora está disponible y se puede compartir en solo minutos y segundos con solo hacer clic unas veces.

2. Exponga métricas significativas y procesables

Las agencias gubernamentales corren el riesgo de perder valor si los recursos de datos abiertos publicados son voluminosos y desorganizados; se pierde considerablemente el sentido de los datos gubernamentales abiertos y la opinión pública decae.

La MPCA también se enfrentó a este riesgo en su propia agencia. “Generalmente, cuando un ciudadano con inquietud hace una pregunta simplemente desea una respuesta. Pero nuestros creadores de políticas no solo desean obtener una respuesta, sino también ver los datos para que su personal pueda verificarlos”, explicó Goldsmith. “Si no se puede brindar una respuesta, la gente puede tener la preocupación de que se oculta algo o de que la agencia no es competente. Eso introduce mucha interferencia en la discusión”.

Es esencial seleccionar y resaltar los conjuntos de datos y las métricas correspondientes que se compartirán con el público. Cuando se publica información para la gente, el formato debe centrarse en las métricas más significativas para los asuntos oportunos y los proyectos relevantes en cuestión. Los datos deben representar resultados (lo bueno, lo malo y lo feo) importantes para todas las personas involucradas: ciudadanos, líderes, periodistas, constituyentes y consumidores.

Una manera de descubrir y exponer información muy relevante es combinar conjuntos de datos de varias fuentes de datos, lo que también se conoce como “fusión de datos”. Esto puede realizarse con herramientas de “arrastrar y soltar” simples que no requieran codificación y ofrezcan un análisis visual significativo. Por ejemplo, se pueden combinar informes de datos separados sobre la pobreza y el transporte para responder preguntas específicas en mayor profundidad, o para propiciar un conocimiento completamente renovado de los asuntos en cuestión.

¿Desea leer más? Descargue el documento técnico.

Continuar leyendo...

También podría interesarle...