Seis estrategias para pasarse a la nube


Resumen | Lo que aprenderá: 

Durante los últimos años, hemos oído hablar de las múltiples ventajas (y transformaciones) de la nube. A estas alturas, son muchos quienes perciben que esas ventajas son considerables y beneficiosas. Digamos que ha aceptado finalmente que es momento de pasarse a la nube. ¿Qué debe hacer?

En primer lugar, merece la pena aclarar que pasarse a la nube no tiene que ser una cuestión de todo o nada. De hecho, la mejor estrategia inicial suele ser resolver un problema específico o aprovechar una buena oportunidad. Las compañías que no son “nativas en la nube”, lo que significa que tienen más de un par de años de antigüedad, necesitan un plan para migrar a ella. ¿Qué enfoques nuevos podrá adoptar en la nube? ¿Qué sistemas dejará atrás para adaptarlos a la nube en su futura versión? ¿Qué sistemas funcionan bien actualmente y nunca se cambiarán? Puede que nunca trabaje 100 % en la nube y eso está bien.

Aunque para comenzar a trabajar en la nube, necesita un plan. Aquí le presentamos algunas estrategias para pasarse a la nube.

  • Tenga claro el problema que está resolviendo
  • Utilice la nube para reflexionar sobre la manera en que trabaja
  • Sea tan flexible como la nube misma
  • Planifique el crecimiento
  • Gane credibilidad comunicando claramente sus ideas
  • Aumente las posibilidades de su organización

También le ofrecemos las primeras páginas del informe para que las lea. Descargue el PDF de la derecha para leer el resto.


Seis estrategias para pasarse a la nube

Durante los últimos años, hemos oído hablar de las múltiples ventajas (y transformaciones) de la nube. A estas alturas, son muchos quienes perciben que esas ventajas son considerables y beneficiosas. Digamos que ha aceptado finalmente que es momento de pasarse a la nube. ¿Qué debe hacer?

En primer lugar, merece la pena aclarar que pasarse a la nube no tiene que ser una cuestión de todo o nada. De hecho, la mejor estrategia inicial suele ser resolver un problema específico o aprovechar una buena oportunidad. Las compañías que no son “nativas en la nube”, lo que significa que tienen más de un par de años de antigüedad, necesitan un plan para migrar a ella. ¿Qué enfoques nuevos podrá adoptar en la nube? ¿Qué sistemas dejará atrás para adaptarlos a la nube en su futura versión? ¿Qué sistemas funcionan bien actualmente y nunca se cambiarán? Puede que nunca trabaje 100 % en la nube y eso está bien.

Aunque para comenzar a trabajar en la nube, necesita un plan. Aquí le presentamos algunas estrategias para pasarse a la nube.

1. Tenga claro el problema que está resolviendo

La transición a la nube debe surgir por un problema de negocios real y no por un deseo abstracto de estar en la nube. Por ejemplo, ¿necesita una nueva solución de administración de RR. HH.? Ese sería un buen punto de partida. Evalúe las ofertas en la nube en ese dominio, como Workday y SuccessFactors, entre otros. Es probable que logre una implementación más rápida utilizando la nube, lo que significa que podrá rentabilizarla rápidamente y comenzar su transición sin tener que sustituir lo que ya funciona. Y seguramente le supondrá un ahorro de dinero.

Scott Moran, de WildTangent, ha trasladado la mayor parte de la infraestructura de datos de su compañía a la nube. Él aconseja ver los diversos servicios que ofrece la nube como si fueran un kit de herramientas. Hay que seleccionar la herramienta adecuada para cada momento y elegir una del tamaño ideal para cada necesidad.

En palabras de Scott Moran, director de Inteligencia de negocios de WildTangent: “Básicamente, se trata de un alquiler de servicios”. Según él, dado que los proveedores de servicios controlan todo el hardware y las redes, aumentar la capacidad no tiene por qué salir caro. Y agrega lo siguiente: “Nos dimos cuenta de que es mucho más fácil pagar para aumentar la infraestructura que tener a nuestro equipo de operaciones trabajando día y noche para agregar capacidad de servidor. Ahora podemos adaptar la capacidad a nuestras necesidades con unos pocos clics”.

Moran migró la arquitectura de datos de WildTangent a la nube poco a poco. Siguiendo con la analogía del kit de herramientas, advierte de que no es necesario sacar todas las herramientas al mismo tiempo. Utiliza una, termina el trabajo y pasa a la siguiente. De este modo, su negocio puede seguir funcionando mientras lleva a cabo la transición.

Si ya ha decidido dar el paso, observe el kit de herramientas de los servicios en la nube y vea si hay alguna opción adecuada para usted. ¿Necesita un nuevo almacén de datos? ¿Una solución de administración de RR. HH.? ¿CRM? Todos estos son buenos puntos de partida. Es probable que logre una implementación más rápida utilizando la nube, lo que significa que podrá rentabilizarla rápidamente y comenzar su transición sin tener que sustituir lo que ya funciona. Y seguramente le supondrá un ahorro de dinero.

¿Desea seguir leyendo? Descargue el resto del informe.

Continuar leyendo...

También podría interesarle...