Qué hacer y no hacer con los dashboards

Tiene datos y tiene información. Ya está listo para compartir sus hallazgos con el mundo.

Está listo para crear un dashboard.

El dashboard es la herramienta preferida para comunicar información sobre un conjunto de datos específico. Sin embargo, para diseñar un dashboard magnífico (verdaderamente informativo y útil), no basta con incluir todos los datos en un lienzo. Hay elementos de planeamiento y de diseño que no se pueden ignorar para sacar el máximo provecho de un dashboard.

Descubra aquí dónde empezar, qué incluir y qué evitar:

Experimente, repita y, sobre todo, obtenga opiniones.

Seguro que le resulta familiar esta situación. Trabajó arduamente en un dashboard, pero cuando se lo mostró a una persona, esta le preguntó para qué servía (o tal vez no interactuó con él como usted esperaba).

Para alguien que diseña dashboards, parece obvio cómo el observador debería usar la herramienta y qué debe obtener de ella. Pero otras personas no disponen de ese contexto.

Puede llevar un tiempo lograr el dashboard correcto, no siempre es un proceso inmediato. Además de repetirlo para que se ajuste a sus necesidades, por ejemplo, cambiar el color para darle énfasis, también debe asegurarse de que su dashboard sea útil para otros usuarios. Por este motivo resulta muy importante obtener opiniones de varias personas. Cada una tiene una perspectiva diferente que puede ayudarlo a desarrollar el dashboard perfecto.


Luego de varias repeticiones, el dashboard original se transformó para centrarse en los KPI y crear una interfaz visual para reemplazar la tabla.




No diseñe en exceso.

Es tentador imitar una infografía de una revista o un sitio web. Mejor piense cuál es el objetivo final de su dashboard. ¿Está tratando de atraer a un gran público o transmitir rápidamente los últimos descubrimientos a su director ejecutivo, administrador o colega?

En el mundo de los negocios, se debe priorizar la funcionalidad sobre la belleza: la simplicidad es una aliada. Con gráficos sencillos y esquemas de color básicos, puede contar una historia contundente. Un dashboard fácil de entender conseguirá comunicar su mensaje rápidamente y lo ayudará a exponer su experiencia. Si quiere que su público entienda los datos, adopte en su dashboard las prácticas recomendadas de análisis visual.


Un dashboard influenciado por una infografía es atractivo, pero una paleta de colores limpia y un trazado de cuadrícula transmiten mejor los datos de negocios.




¿Quiere saber cómo se crea un dashboard impresionante?

Descargar el libro electrónico completo

Lleve sus dashboards a un nivel superior