Aprendizaje

La mejor visualización para ti

Tableau ofrece muchas opciones para visualizar tus datos. Según lo que analices, algunos tipos de gráficos son mejores que otros. A menudo, todo lo que necesitas es un simple gráfico de barras para comunicar tus hallazgos.

Un gráfico de barras responderá a la mayoría de tus preguntas

Por lo general, no necesitarás una visualización compleja para responder a todas tus preguntas. Los gráficos de barras, el tipo de gráfico más popular en Tableau, facilitan la comparación de los datos de un vistazo. Es mejor usar un gráfico de barras cuando se comparan datos en categorías, como las ventas por país. A continuación, se muestran algunos ejemplos sobre cuándo es mejor usar un gráfico de barras que otros tipos de gráficos.

Mapas y barras

¿Cuál es el segundo país con más ventas? Intentar comparar colores en áreas diferentes de un mapa puede ser difícil. Un gráfico de barras facilita la comparación. La ubicación de cada país no es importante para este análisis. El objetivo es comparar únicamente los resultados de las ventas. Los mapas son más útiles cuando las características geográficas son relevantes.

Líneas y barras

¿Cuántos meses generaron ganancias inferiores a las de abril? Si bien las líneas de tiempo son estupendas para encontrar tendencias, puede ser difícil comparar puntos discretos en el tiempo. Un gráfico de barras permite realizar comparaciones más rápido entre los diferentes meses, en lugar de mostrar los cambios en las ganancias a lo largo del tiempo.

Tablas de texto y barras

¿Qué subcategoría tiene los costos más altos para los pedidos urgentes? Las tablas de texto son una excelente opción para mostrar los números reales. Sin embargo, comparar valores (operación matemática) es más difícil que comparar la longitud de las barras (atributo preatentivo). Para responder preguntas comparativas, el texto no es tan eficaz como un gráfico de barras.

Filtros = Interactividad

Encuentra exactamente lo que estás buscando con los filtros. Es sencillo agregar un filtro a tu visualización. Simplemente haz clic con el botón derecho en un óvalo y selecciona “Mostrar filtro”. Los filtros son la forma más fácil de ofrecer interactividad a los usuarios de la visualización.

Filtra tus datos

¡Inténtalo! Analiza en profundidad estos conjuntos de datos

Usa tus propios datos o estos conjuntos de datos públicos populares para practicar lo que has aprendido.


Los 500 mejores álbumes según Rolling Stone

Descubre en qué año estos álbumes aparecieron entre los 500 mejores.

Reseñas de Yelp sobre Las Vegas

Descubre qué restaurantes en Las Vegas tienen las mejores (y las peores) reseñas de Yelp.

Medallistas de los Juegos Olímpicos de verano

¿Qué curiosidades se esconden detrás los medallistas de los Juegos Olímpicos de verano de 2012? Se incluyen datos como el país de origen, el evento, la medalla y el género. Cortesía de The Guardian.

¿Qué cuadro o gráfico es adecuado para ti?

El tipo de cuadro o gráfico que elijas dependerá de la información que quieres mostrar. En nuestro informe, ¿Qué cuadro o gráfico es el adecuado para ti? (en inglés), analizamos en detalle 13 tipos de gráficos y cuándo usarlos. A continuación, presentamos algunos de los tipos de gráficos más populares.


Gráfico de líneas

Los gráficos de líneas conectan puntos de datos numéricos individuales para formar una línea. En general, se utilizan para identificar tendencias en el transcurso del tiempo y realizar pronósticos. Consejo rápido: cómo crear un gráfico de líneas

  1. Arrastra una dimensión de fecha a las columnas.
  2. Arrastra una medida a las filas
  3. Cambia la fecha a un período diferente usando la flecha desplegable o haciendo clic en “+” al lado del Año en el óvalo

Diagrama de dispersión

Los diagramas de dispersión son excelentes para ver la relación entre dos medidas y detectar tendencias y valores atípicos. Consejo rápido: cómo crear un diagrama de dispersión

  1. Arrastra una medida a las filas
  2. Arrastra una medida a las columnas

Mapa

Usa un mapa cuando busques datos de ubicación como país, códigos postales o tu propia geocodificación personalizada. Consejo rápido: cómo crear un mapa

  1. Arrastra cualquier dimensión que esté categorizada como un campo geográfico (ícono de globo) en la vista.

Diagrama de árbol

Estos gráficos utilizan una serie de rectángulos, anidados dentro de otros rectángulos, para mostrar datos jerárquicos en proporción del total. Como lo sugiere el nombre del gráfico, piensa que tus datos están relacionados como un árbol: a cada rama se le asigna un rectángulo que representa la cantidad de datos que comprende. Consejo rápido: cómo crear un diagrama de árbol dentro de la tarjeta Marcas:

  1. Cambia el tipo de marca a Cuadrado.
  2. Arrastra una dimensión hasta Color
  3. Arrastra una medida hasta Tamaño
  4. Arrastra una dimensión a Etiqueta o Detalle

Anima tu visualización

Las animaciones de visualizaciones te ayudan a ver y comprender los datos que cambiaron. Es fácil hacer un seguimiento de los pasos lógicos detrás de la evolución de los datos y contar historias de datos convincentes. Acciones como ordenar, filtrar, agregar campos y más ahora darán vida a tus visualizaciones sin dificultades. Puedes elegir si deseas activar o desactivar las animaciones de visualizaciones y decidir cómo te gustaría aplicarlas a tus libros de trabajo nuevos.

Más información

Tipos de gráficos enseñados por los expertos.



Deja que nuestros instructores expertos te enseñen a crear tipos de gráficos avanzados en Desktop II: Curso intermedio.

Destaca tu visualización con el formato adecuado

Color

El color es uno de los aspectos más eficaces de una visualización. Los datos deben determinar el uso del color para resaltar un detalle y se deben dejar de lado los colores favoritos o de la marca. Demasiados colores pueden crear una sobrecarga visual e impedir el análisis, así que agrega color cuando sea importante.

Etiquetas de texto

Si incluyes mucho texto en una visualización, sin duda sobrecargarás el análisis. Sin embargo, un uso estratégico del texto puede llamar la atención sobre información clave. Cuando se usan con cuidado, las etiquetas, las anotaciones y los títulos ayudan a indicar qué está pasando y dónde enfocarse.

Descripciones emergentes

Las descripciones emergentes pueden transmitir mucha información y de manera concisa. Aparecen automáticamente cuando el cursor se sitúa sobre una marca y pueden reforzar la historia que estás contando. Siempre ten en cuenta lo que está dentro de tu descripción emergente al crear una visualización.

¿Qué son los óvalos?

Un óvalo es un campo o columna de datos que deseas analizar. Puedes arrastrarlo y soltarlo en Tableau para crear tu visualización. Obtén más información sobre los diferentes tipos de óvalos.

Dimensiones y medidas

Las dimensiones contienen valores cualitativos (como nombres, fechas o datos geográficos). Puedes usar las dimensiones para categorizar, segmentar y revelar los detalles en tus datos. Las dimensiones afectan el nivel de detalle en la vista.

Las medidas contienen valores numéricos y cuantitativos que puedes medir. Puedes aplicarles cálculos y agregarlas. Cuando arrastras una medida a la vista, Tableau le aplica una agregación a esa medida (de forma predeterminada).

Continuo y discreto

Tableau representa los datos de forma diferente en la vista dependiendo de si el campo es discreto (azul) o continuo (verde). “Continuo” y “discreto” son términos matemáticos. El término “continuo” significa que conforma un todo indivisible, sin interrupción. Por otra parte, “discreto” significa que el valor es independiente y diferenciado.

Cambiar los tipos de óvalos predeterminados

En general, las dimensiones son discretas y las medidas son continuas. Sin embargo, esto no siempre es así. Es posible que una dimensión numérica sea continua o que una medida se convierta en discreta. Por ejemplo, al hacer clic con el botón derecho en una medida continua, aparecen las opciones “Convertir a discreto” y “Convertir a dimensión”. Ten en cuenta que esas dos operaciones de conversión no son exactamente iguales.