Muchos recursos clasifican las visualizaciones geoespaciales como un subgrupo de los cuadros. Este glosario diferencia los conceptos. De esta manera, se facilita la exploración y el descubrimiento de nuevas formas de realizar análisis visuales. Sin embargo, no es nuestra intención crear una nueva clasificación con este enfoque. Consulta los ejemplos a continuación y la información sobre lo que hace que las visualizaciones geoespaciales sean tan importantes para analizar datos y obtener más información.

Ejemplos interesantes de visualizaciones geoespaciales creadas por la comunidad

Hemos seleccionado algunas visualizaciones de la comunidad de Tableau para destacar las formas atractivas en que se pueden ver los datos. Si quieres ver ejemplos más prácticos, consulta las diferentes funciones de análisis o cada uno de los tipos de visualizaciones.

¿Qué es una visualización geoespacial o geovisualización?

Estas visualizaciones se centran en la relación entre los datos y dónde se ubican para generar información. Cualquier dato de posición funciona para hacer un análisis espacial. La escala es lo que hace que las visualizaciones geoespaciales sean únicas. Un diagrama de circuitos en un microchip analiza la posición, pero no es geoespacial. No traza un mapa en la Tierra ni en otro cuerpo planetario. Un mapa de las estrellas tampoco se considera geoespacial, pero un mapa de la superficie de Marte sí. La geovisualización superpone variables en un mapa utilizando la latitud y la longitud para generar información.

Los mapas son el centro principal de las visualizaciones geoespaciales. Van desde representar una calle, pueblo o parque o subdivisiones hasta mostrar los límites de un país, continente o todo el planeta. Son como un contenedor de datos adicionales. Esto te permite crear contexto usando formas y colores para cambiar el enfoque visual. Ayudan a identificar problemas, hacer seguimiento de cambios, comprender tendencias y realizar pronósticos relacionados con lugares y momentos específicos.

Las visualizaciones geoespaciales destacan la conexión física entre los puntos de datos. Esto los hace susceptibles a algunos problemas comunes que pueden provocar errores:

  • Escala: los cambios en el tamaño del mapa pueden afectar la forma en que el observador interpreta los datos.
  • Autocorrelación: una vista puede crear una asociación entre puntos de datos que aparecen cerca en un mapa, incluso datos no relacionados.

Ten en cuenta tu objetivo y las dificultades comunes. Esto te ayudará a determinar si una visualización geoespacial es la opción correcta para tus datos.

Tipos de visualizaciones geoespaciales

La siguiente tabla contiene una frase que describe algunos tipos comunes de visualizaciones geoespaciales. A medida que ampliamos el glosario en profundidad y variedad, agregaremos más tipos de visualizaciones. Cada una tendrá una página exclusiva que mostrará ejemplos prácticos y explicará cuándo usarla.

Mapas de símbolos proporcionales

Muestran los datos cuantitativos de coordenadas individuales usando diferentes tamaños.

Mapas coropléticos

Mapas coloreados que muestran datos de proporción e índices en áreas definidas.

Mapas de distribución de puntos

Muestran la ubicación aproximada para resaltar clústeres visuales en los datos.

Mapas de calor o mapas de densidad

Destacan las tendencias mostrando la frecuencia de los eventos.

Mapas de flujo

Conectan rutas en un mapa para resaltar los cambios en el tiempo.

Mapas topográficos

Muestran el relieve de las características en un mapa mediante contornos.

Curvas de nivel o isolíneas

Muestra un intervalo de datos cuantitativos superpuestos en un mapa.

Mapas de araña

Destacan las interacciones entre los puntos de origen y destino.

Cartograma

Distorsiona un aspecto de un mapa para acentuar los datos clave.

Cómo saber cuándo elegir una visualización geoespacial

Las visualizaciones geoespaciales cobran más sentido cuando abordan una pregunta específica del análisis espacial. La ubicación y la posición deben ser centrales para la investigación. Algunos ejemplos:

  • ¿Qué países sufren más terremotos?
  • ¿Qué zonas del país son más lluviosas?
  • ¿Qué aeropuerto tiene más tráfico durante las vacaciones?
  • ¿A dónde migra un pájaro en el transcurso de un año?
  • ¿Cuál es la forma más rápida de llegar del punto A al punto B en la hora pico?

Puedes investigar las respuestas a estas preguntas superponiendo los datos en un mapa, pero esa quizá no sea la mejor manera de encontrar las respuestas. No es necesaria una visualización geoespacial para responder muchas de las preguntas sobre ubicación o posición. Los datos con medidas cuantitativas similares pueden ser difíciles de comparar cuando se muestran en un mapa. La escala también puede hacer que se confundan datos dentro de la visualización si las ubicaciones son cercanas entre sí. Es mejor tener en cuenta si la pregunta necesita un análisis espacial para llegar a la información.

Si los datos no permiten en sí hacer una interpretación fácil, clara y que no lleva a conclusiones erróneas, un mapa puede generar errores y confusión. Cuando puedes responder la pregunta más rápido o más fácil con otro tipo de visualización, entonces debes usar, por ejemplo, un gráfico de barras o un gráfico de líneas. Solo debes usar una visualización geoespacial cuando los datos se presten a un análisis espacial y puedas mostrarlos claramente.

Para obtener más información sobre cuándo y cómo usar las visualizaciones geoespaciales, este artículo de ayuda te será útil.

Probar Tableau gratis