Por qué las mejores conversaciones de negocios se basan en los datos

Para muchos empleados que trabajan en una gran variedad de sectores, como venta minorista, fabricación, telecomunicaciones y servicios financieros, la capacidad de interpretar los datos se ha convertido en una tarea esencial y cotidiana. En el pasado, solo los equipos de análisis de datos e inteligencia de negocios tenían que dominar estas habilidades. Sin embargo, en la actualidad, todos los empleados de la organización, ya sea que pertenezcan a los departamentos de finanzas, recursos humanos o marketing, tienen que entender los datos desde una perspectiva más amplia, y usar números y dashboards compartidos para tomar decisiones informadas de manera colectiva. El hecho de que todos los empleados de organizaciones de cualquier tipo y tamaño tengan que trabajar con los datos de manera regular no es una sorpresa. Ha sido una revolución silenciosa, pero revolución al fin y al cabo. El problema para muchas empresas no es si disponen de datos o si pueden acceder a estos. Se trata de asegurarse de que todos los empleados, en cualquier sector de la organización, puedan obtener valor a partir de estos. En la mayoría de los casos, el valor ni siquiera se encuentra en los propios datos ni en la información que se puede obtener a partir de estos. El valor está en las decisiones que se pueden tomar en consecuencia. Para la mayoría de las organizaciones, esto requiere una verdadera transformación. Implica llevar los datos más allá de los equipos de analistas a toda la empresa. Sin embargo, una transformación de este tipo no se puede lograr sin el apoyo del equipo directivo ni tampoco de la noche a la mañana. Los altos cargos deben impulsar el cambio y promover una cultura de alfabetización de datos que mejore las conversaciones de negocios. Con el tiempo, las organizaciones basadas en los datos producirán empleados con alfabetización de datos que aprovechan la información para ayudar a sus respectivos negocios a aumentar su ventaja competitiva en una economía global en recuperación. Sin embargo, esto requiere apoyo.

El problema para muchas empresas no es si disponen de datos o si pueden acceder a estos. Se trata de asegurarse de que todos los empleados, en cualquier sector de la organización, puedan obtener valor a partir de estos. En la mayoría de los casos, el valor ni siquiera se encuentra en los propios datos ni en la información que se puede obtener a partir de estos. El valor está en las decisiones que se pueden tomar en consecuencia.

¿Quién es responsable de promover una cultura de datos y por qué no está sucediendo todavía?

El uso de los datos debería fomentarse desde arriba hacia abajo y desde abajo hacia arriba dentro de la empresa. Existe la concepción errónea de que se necesitan grandes habilidades para el uso de los datos. Sin embargo, esto ha cambiado gracias a la democratización de los datos. Lo que las empresas necesitan es una combinación de habilidades de datos, tecnología y criterio humano para utilizar grandes conjuntos de datos y encontrar información a partir de ellos con eficacia.

Según una investigación realizada, los motivos de la inexistencia de una cultura de datos son los siguientes:

  • El 52 % afirman que hay una falta de entendimiento en torno a los datos existentes.
  • El 41 % creen que les falta la capacidad de generar información a partir de los datos.
  • El 34 % no confían en los datos.
  • El 31 % piensan que hay demasiados datos.

Por último, los ejecutivos que están sobrecargados de información se encuentran atrapados en una parálisis que les impide tomar decisiones. Las grandes empresas tienen el desafío abrumador de eliminar los silos de datos, ya que los datos de las diferentes áreas del negocio se almacenaban o almacenan de forma aislada en islas digitales separadas. Este problema se hizo mucho más palpable durante la pandemia.

Existe la concepción errónea de que se necesitan grandes habilidades para el uso de los datos. Sin embargo, esto ha cambiado gracias a la democratización de los datos. Lo que las empresas necesitan es una combinación de habilidades de datos, tecnología y criterio humano para utilizar grandes conjuntos de datos y encontrar información a partir de ellos con eficacia.

Actitudes con respecto a los datos

Recientemente, Tableau encargó una investigación sobre las actitudes de los altos cargos con respecto a los datos. Se encuestó a 1098 ejecutivos de toda Europa. Se descubrió que, si bien más de la mitad (56 %) de los ejecutivos de empresas del Reino Unido creen que la capacidad de entender la información obtenida a partir de los datos es una de las habilidades más importantes para iniciar conversaciones de negocios de calidad, solo el 12 % creen que la narración de historias es importante. Esto sugiere que muchos ejecutivos sénior están priorizando los datos duros antes que las narraciones a la hora de tomar decisiones de negocios importantes. Esta estrategia puede transformar a las empresas, ya que las conversaciones basadas en los datos generan lealtad y hacen que los empleados se sientan capacitados para invertir en su desarrollo profesional. Un dato interesante es que el 37 % de los encuestados afirmaron que las conversaciones formales son lo más importante, seguido del 32 %, que creen en una combinación entre formal e informal, y un 31 %, que priorizan las conversaciones informales. La pandemia ha tenido un impacto negativo en todas estas conversaciones, tanto formales como informales. Las personas no pueden percibir los signos no verbales de la comunicación y hay brechas en el intercambio de información. Las charlas informales son las que se han visto más perjudicadas.

A fin de potenciar el crecimiento personal y motivar a los empleados, los trabajadores necesitan espacio e información, para expresar sus pensamientos con claridad. Las conversaciones de negocios efectivas promueven un ambiente de trabajo eficiente. Por eso, los directivos deben esforzarse por promoverlas siempre que sea posible.

¿Cuáles son las barreras que obstaculizan las conversaciones de negocios productivas?

A fin de potenciar el crecimiento personal y motivar a los empleados, los trabajadores necesitan espacio e información, para expresar sus pensamientos con claridad. Las conversaciones de negocios efectivas promueven un ambiente de trabajo eficiente. Por eso, los directivos deben esforzarse por promoverlas siempre que sea posible. Según una investigación de Tableau, una de las principales barreras que obstaculizan el desarrollo de conversaciones de negocios productivas es la falta de datos (33 %). Esta afecta la confianza de los empleados en las conversaciones de negocios, ya que no hay información que respalde los puntos de vista. Asimismo, si hay brechas en el intercambio de información, la capacidad de la empresa de trabajar con eficiencia se ve afectada.

Claramente, los ejecutivos piensan que los datos son importantes para las conversaciones de negocios, pero muy pocos de ellos han implementado culturas de datos bien definidas en su organización. Según la encuesta, solo el 19 % de las empresas indican que todos sus miembros utilizan los datos para la toma de decisiones.

¿Por qué son tan importantes los datos?

Los datos y el análisis pueden ayudar a las empresas a predecir el comportamiento de los consumidores, mejorar la toma de decisiones, detectar las tendencias del mercado y determinar el ROI de sus estrategias de marketing. Cuanto mejor conozcan a sus consumidores, más fácil será llegar a ellos. Según nuestra investigación, los encuestados sostienen que reduce la incertidumbre, ayuda a aumentar la precisión (77 %), mantiene a las personas concentradas en lo importante (76 %) y genera confianza gracias a que el conocimiento está demostrado (76 %). Claramente, los ejecutivos piensan que los datos son importantes para las conversaciones de negocios, pero muy pocos de ellos han implementado culturas de datos bien definidas en su organización. Según nuestra encuesta, solo el 19 % de las empresas indican que todos sus miembros utilizan los datos para tomar decisiones. Esta estadística resulta preocupante, por lo que los ejecutivos deben trabajar para revertirla.

Soluciones prácticas para impulsar el desarrollo de las habilidades de datos

Las empresas deben promover una cultura que priorice los datos. También deben asegurarse de que sus altos ejecutivos estén capacitados para manejar y procesar hasta los conjuntos de datos más básicos. Solo una vez que se implemente una cultura de datos sólida, las empresas comenzarán a ver un impacto positivo en sus resultados. Según nuestra investigación, las empresas están perdiendo oportunidades valiosas debido a la falta de habilidades de alfabetización de datos. Las empresas tienen la responsabilidad de promover una cultura que priorice los datos. Esto incluye capacitar a los miembros de todos los niveles para que puedan manejar y procesar conjuntos de datos. Solo una vez que se implemente una cultura de datos sólida, las empresas comenzarán a ver un impacto positivo en sus resultados.

Este blog está basado en una investigación encargada por Tableau y realizada por YouGov. En ella, se analizaron las actitudes de los ejecutivos de la alta dirección con respecto a los datos.

Suscribirse a nuestro blog