¿Crea dashboards para miembros de su organización? En nuestro libro, The Big Book of Dashboards (El gran libro de los dashboards), mostramos 28 ejemplos exitosos de obtención de información y narración de historias con datos. Cada uno consiste en un caso práctico completo con ideas que puede implementar en sus propios proyectos.

En esta publicación, hemos destacado siete prácticas recomendadas que puede aplicar ahora mismo para aumentar la eficiencia de sus dashboards. Además, si desea acceder a más consejos y trucos, participe en nuestra serie de seminarios web y profundice en el arte de la creación de dashboards.

1. Robe como un artista

Austin Kleon, autor de Steal Like an Artist (Roba como un artista), nos anima a aceptar la influencia de los demás. Esto aplica tanto a la creación de dashboards como a cualquier otra actividad creativa. No cree su trabajo de manera aislada. Obtenga inspiración de todos los sitios posibles.

Un buen ejemplo es el dashboard de estados financieros de Andy Kriebel, que se basa en el trabajo de Lindsay Poulter. El diseño original de Lindsay se aplicó a datos del transporte público, y Andy rediseñó un estado financiero con base en esa idea.

Cuando vea una visualización efectiva, examínela y considere todos los aspectos que le resultarían útiles en su propio trabajo.

2. Evite el desorden

Cuando comenzamos a crear dashboards, resulta tentador incluir cualquier gráfico aplicable. No caiga en esa trampa.

El truco consiste en quitar la mayor cantidad de contenido posible y, al mismo tiempo, garantizar que el usuario final obtenga la información adecuada del dashboard. Este suele ser un proceso iterativo, ya que solo es posible descubrir la “mejor” versión con el tiempo. Observe el último dashboard que ha creado: ¿contiene demasiada información? ¿Hay algo que se pueda eliminar o reorganizar a fin de mejorar la claridad?

3. Use un diseño de cuadrícula

A la hora de incluir objetos en un dashboard (vistas, filtros, títulos, etc.), considere la opción de usar el formato de cuadrícula.

La cuadrícula lo ayuda a dar un orden de lectura al dashboard. Como resultado, los usuarios pueden examinarlo de una manera lógica y predecible. Puede utilizar un flujo basado en filas o columnas para crear una narración que guíe a los usuarios de una descripción general a un análisis detallado.

4. Utilice las fuentes adecuadas

La tipografía es importante. Puede resultar tentador usar muchos tipos y tamaños de fuentes en un dashboard. Sin embargo, no es aconsejable hacerlo. Por el contrario, defina una jerarquía clara para el uso de la tipografía.

En el ejemplo que aparece con anterioridad, se incluyen tres niveles de fuentes: superior, intermedio e inferior. La fuente intermedia es de color azul, para centrar la atención del usuario. El color atrae la atención al nivel más importante (que no necesariamente tiene que ser la fuente de nivel superior).

Si se emplean solo los niveles de jerarquía que resultan necesarios, se reduce la confusión de los usuarios. Además, el uso de color es una de las mejores maneras de atraer su atención.

5. Simplifique el uso del color

¿Cuántas veces ha visto un dashboard que parece como si se hubiera producido un accidente en una pinturería? El color es uno de los elementos más tentadores para usar en la creación de dashboards. Cuando lo usamos, sentimos que es productivo y que agregamos valor mediante la incorporación de colores a los elementos. Pero es importante tener en cuenta que el color innecesario no agrega valor.

El uso de cada color en el dashboard debe estar justificado: ¿por qué eligió determinado color y qué comunica este al usuario? Si no puede responder esa pregunta, quite el color.

También es importante recordar que el 8 % de los hombres tienen daltonismo. Por lo tanto, debemos elegir paletas de color que sirvan para todos. Esto implica abstenerse de usar rojo y verde, o al menos elegir aquellos tonos que las personas con daltonismo puedan distinguir. Si desea profundizar más en este tema, consulte las prácticas recomendadas para el uso del color en Tableau.

6. BAN

No deje el elemento más importante (los KPI) oculto en un gráfico. Deben estar a la vista de todos como una cifra grande (BAN, por sus siglas en inglés).

De esta forma, los usuarios acceden a la información más importante de inmediato, y los gráficos proporcionan más contexto. El equipo de investigación de Tableau ha estado estudiando el impacto de las BAN mediante software de exploración visual. Descubra los 5 aspectos clave.

7. Colabore y repita

Una de las máximas de esta publicación sería el siguiente: ningún dashboard es perfecto desde el inicio. El tiempo y la colaboración son las claves para lograr la mejor representación de los datos. Con las opiniones de otras personas, se puede obtener una nueva perspectiva.

Todos los dashboards de nuestro libro se modificaron varias veces hasta llegar a esas versiones. Incluso, en la actualidad, continuamos modificándolos para lograr mejoras y adaptarlos a los cambios que se producen en las preguntas de negocios.

¿No sabe cómo comenzar? A continuación, encontrará algunas ideas:

Profundice en la creación de dashboards

Espero que la información brindada le haya servido para pensar cómo optimizar sus dashboards.

Si desea obtener más información, visite nuestra página de recursos. Esta fue creada con el propósito de ayudarlo a diseñar dashboards optimizados para cualquier sector:


Soluciones para dashboards:
Lo mejor en dashboards de negocios

Y no se pierda nuestra serie de seminarios web. Cuenta con la participación del equipo de investigación de Tableau, además de autores que comparten numerosos consejos y trucos.


Registrarse en la serie de seminarios web:
Diseñe dashboards que informen e inspiren

Suscribirse a nuestro blog