Las 10 tendencias principales de la nube para 2016


Resumen | Lo que aprenderá: 

En el año 2015, el panorama tecnológico de la nube cambió de una manera espectacular. Desde importantes anuncios de innovaciones hasta jugadas de negocios inesperadas, en el 2015 se disipó cualquier remanente de duda para los escépticos. Estos aceptaron que la revolución de la nube es permanente. En este contexto, crece la certeza de que los datos, como activos de negocios cruciales, se pueden almacenar de manera muy eficaz (y rentable) en la nube. Los mercados de bases de datos, integración y análisis ahora se encuentran en una carrera por comprender cómo cada uno puede, en última instancia, capitalizar este cambio.

Todos los años, en Tableau analizamos los últimos 12 meses y evaluamos cómo la tecnología está cambiando la toma de decisiones en los negocios. El resultado de este debate es una lista con las tendencias principales de la nube para el año siguiente. A continuación presentamos nuestras predicciones para el año 2016.

También le ofrecemos las primeras páginas del informe para que las lea. Descargue el PDF de la derecha para leer el resto.


1. La conquista de los datos.

La carrera por los datos ya comenzó. Desde Salesforce hasta Amazon Web Services, los grandes contrincantes del sector desean que las organizaciones trasladen los datos a sus ecosistemas en la nube. Y no solo los típicos activos de datos internos. Los datos de las plataformas web, como Workday, Zendesk y diversos dispositivos, ahora son el objetivo principal de los gigantes de la nube.

¿Nos sorprende? Realmente no. Para las empresas, los activos de datos representan lo mismo que el petróleo en las economías mundiales. Esto significa que cualquier proveedor de servicios en la nube, cuya misión sea consolidarse como elemento indispensable, necesita incorporar TODOS los datos de una organización en su plataforma.

De hecho, ya comenzó a arraigarse la idea de construir un mar de datos empresariales en la nube. Todo ello es especialmente atractivo dadas las asequibles opciones de almacenamiento ofrecidas, así como por lo atractivo que resulta no invertir ningún capital en las soluciones hospedadas. Las empresas que ya dieron el paso para trasladar sus almacenes de datos a la nube estarán muy interesadas en la posibilidad de incluir fuentes de datos no tradicionales (cada vez más vitales) en plataformas enormemente escalables. Aquí hay cabida para todo, desde los activos de Internet de las cosas (IoT) hasta las métricas de las redes sociales. El objetivo es construir un panorama de análisis, cada vez más interconectado, de los recursos y los clientes de una empresa.

Para más información, lea el artículo de Forbes: Salesforce and Amazon take IOT Fight to the Cloud (Salesforce y Amazon trasladan la pelea de IoT a la nube).

2. Los socios se ven arrastrados a la guerra de precios de la nube.

La batalla entre los principales contrincantes de la nube se libra desde hace años. El frente se localiza, en gran medida, en los bolsillos de los clientes. La batalla comercial entre Amazon, Google y Microsoft para ver quién ofrece el servicio en la nube más económico no es algo nuevo. Sin embargo, ahora se concentran en elevar el nivel de la competencia involucrando a los socios clave.

Para mantener el dominio, a veces es necesario convencer a las partes interesadas con argumentos puramente financieros. Los socios de los grandes proveedores de servicios en la nube pueden incluso recibir un respaldo adicional como incentivo para profundizar sus relaciones. El objetivo a largo plazo consiste en que estos socios ayuden a incorporar clientes en plataformas preferentes en la nube. Dado que los socios pueden aprovechar amplios recursos de las grandes organizaciones de la nube, la posibilidad de ofrecer a cambio sus propios servicios a un precio más bajo aporta una nueva dimensión a la batalla del sector.

Para más información, lea el artículo de CRN: Google wages price war but partners are the secret weapon (Google libra una guerra de precios, pero los socios son el arma secreta).

3. Las grandes empresas adoptan la nube masivamente.

El momento crítico es ahora. La adopción de la nube hace ya tiempo que no es algo exclusivo de las empresas emergentes. Las grandes empresas de cualquier sector concebible también están migrando toda su infraestructura y ecosistemas de datos a la nube.

En un esfuerzo por mejorar el servicio al cliente en la tienda o explotar los avances en la fabricación, incluso las empresas de los sectores más tradicionales y reticentes al cambio ven las señales con claridad: las estrategias de tecnología en la nube reducen los costos y los riesgos. Tampoco se pueden ignorar las previsiones a 5 años de los directores de TI, que pronostican que los elevadísimos gastos generales se volverán insostenibles.

Para más información, lea el artículo de Fortune: Whole Foods makes big bet on tech (Whole Foods hace una gran apuesta por la tecnología)

¿Desea leer más? Descargue el resto del informe.

Continuar leyendo...



También podría interesarle...